ORACIÓN A SAN JOSÉ

FIESTA SAN JOSE

Querido José, esposo de la Virgen María,

mujer con la que compartiste tu fe viva,

y a Jesús le entregaste tu herencia infinita,

le enseñaste la honradez, el trabajo, la amistad y la familia,

le enseñaste a vivir en fidelidad, y a que su palabra sea digna,

le enseñaste el esfuerzo, el sacrificio, la constancia

valores que forjan su personalidad como persona integra

y acompañados de la fe, la esperanza y el amor, semillas que llenan de sentido cada día.

Qué orgulloso debes estar José de tu vida,

que en medio de momentos difíciles, oscuros y de huidas

caminaste siempre junto a Jesús y María.

Hombre de buenas obras: generosidad y justicia,

hombre de dedicación al trabajo, la oración y la Familia,

donde Jesús todos tus gestos aprendía.

Siéntete orgulloso José porque podemos poner en Jesús las palabras que la reina Ester  decía:

Mi padre me ha contado cómo Tú, Señor, nos elegías,

cómo tus promesas cumplías.

Que importantes las palabras de los padres y las madres que quedan grabadas para toda la vida,

ojalá familias aquí presentes, que celebráis este día

compartir con vuestros hijos vuestras vidas,

enseñarles el trabajo, el esfuerzo, el amor y la fe viva,

que ellos puedan decir al hablar de Dios: Mis padres me contaban cómo Tú, Señor nos protegías.

Que San José con Jesús y María

a toda la humanidad nos bendigan,

y luchemos siempre por la vida:

la humana y la divina.

Os deseamos un feliz día de San José disfrutando con nosotros en Familia.

                                 Salamanca a 19 de marzo de 2010