OH SANTA TRINIDAD

OH SANTA TRINIDAD

             Señor, la mayoría de veces voy a Ti para pedirte como te puedo transmitir,

pero hoy quiero que sea diferente, quiero sólo pensar en Ti,

dejarme inundar, penetrar y transcender por Ti.

            Oh Santa Trinidad que siempre pensaste en mí,

que siempre soñaste y creíste en mí,

hoy vengo a tu presencia y casi nada sé decir,

me inunda un deseo grande por poderte sentir,

el Dios que me abarca y me envuelve en Sí,

el Dios que me coge y me levanta hasta Sí,

el Dios que penetra por mis poros y me inunda de Sí.

            Oh Trinidad Santa, nada más puedo pedir,

sé que existes, que vives y que estás dentro de mí,

sé que sostienes al mundo, al hombre y eso debo transmitir,

sé que hay personas que quieren llegar hasta Ti,

sé que a nuestros niños, jóvenes y padres este Misterio les es difícil descubrir,

pon en sus corazones el deseo de vivir,

pon en nuestros profesores, familia y amigos las ganas por saber y experimentarte a Ti.

            Oh Santa Trinidad mil gracias por habitar en Ti,

por formar parte de tus proyectos, de tus planes, de lo que hace vivir,

que la fuente viva que un día brotó en mí

siga generando vida y al mundo haga sonreir,

que los hombres que escriben las noticias, cotilleos y que al hombre quieren hundir

descubran el gozo por la verdad y la paz por no mentir.

            Oh Santa Trinidad que toda la naturaleza habla de Ti

siembra en el ser humano tu mirada y lo que te hace latir.

            Que María, la Hija del Padre, la Madre del Hijo y el Templo del Espíritu ruegue por nosotros y nos lleve cada día hacia Ti.

 

                                     Salamanca 30 – 05 – 2010

Anuncios

MATILDE DEL SAGRADO CORAZÓN

Matilde del Sagrado Corazón

Ella, Matilde, escuchó su voz,

unas huellas por un camino siguió,

una sencillez que de María imitó

y una caridad que la destacó

y a su Amado Jesús le enamoró.

Miró y miró a su alrededor,

buscó y observó todo en su interior,

y en su silencio una voz escuchó,

búscame niñas, búscame enfermos,

búscame al hombre al ser que más quiero.

Matilde sembró salero y amor,

sencillez, ternura con mano segura,

por donde pasó su sello dejó

y en cada rincón aroma de Dios.

Mirada profunda, serena,

llena de dulzura,

y en su corazón locura de amor,

¿Cómo decirle a los hombres lo rica que soy?

¡si pudieran comprender

el misterio del Señor

hoy sabrían cómo estoy

en las manos de mi Dios!.

Un corazón seducido

por su Dios, por su bondad,

por su ternura y comprensión,

por su lealtad y también su perdón.

Yo no sé como pedirle

que nos dé su bendición

a las Hijas de María,

que la siguen con cariño y con tesón.

Matildita del Sagrado Corazón

regálanos la belleza

de esa luz que en ti brilló,

acudimos a ti siempre

seguras de protección.

Madrecita fundadora

derrama sobre nosotras

tu continua bendición

intercediendo ante el Padre

de Jesús, el Salvador,

del Espíritu Divino

el mismo que te guió,

y María Inmaculada

que siempre te cautivó.

Madrecita fundadora

danos tu bendición

a las Hijas de María

que hoy te siguen con amor.

LABRADOR DE PROFESIÓN

 

 LABRADOR DE PROFESIÓN

 

            Desde la cuna sentí el aroma labrador,

la mirada de mi padre transmitiéndome su amor,

ese abrazo tierno confiando en su labor

mirando hacia el cielo pidiendo su protección.

        Caminaba a su lado y, juntos en el tractor,

renovábamos la tierra para sacar lo mejor.

        Mi padre ponía semillas alrededor,

las cogía con mis manos sembrando con ilusión,

a veces las esparcía sin rumbo y sin razón.

        Él me reprendía y enseñaba con amor

y así fui comprendiendo lo duro de la misión,

la espera paciente cargada de gran pasión,

el alimento diario obtenido con sudor,

las manos encallecidas del esfuerzo sembrador,

pero el corazón alegre por transmitir lo que soy.

        San Isidro, labrador de profesión,

bendice nuestras familias, nuestros campos y lo que en él germinó,

bendice nuestros esfuerzos, nuestro trabajo y también nuestra labor,

potencia nuestra esperanza y la fe en nuestro Dios,

en el ser humano, la tierra y a todo labrador.

        San Isidro labrador te confiamos el barrio, los campos y también nuestra humilde profesión.

UN CANTO AL NIÑO/HOMBRE NEGRO

UN  CANTO AL NIÑO/HOMBRE NEGRO

 Hoy estreno una libreta para expresar mi interior

y quiero dedicarte un canto a ti, niño/hombre negro, de color,

la verdad es que no sé como llamarte o a ti, te siente mejor,

no es por despreciarte ni considerarte inferior

todavía me sorprende y me asombra tu color,

pero me maravillan tus dones cuando miro tu exterior,

me encanta cuando bailas; que armonía, que ritmo, sale ahí tu corazón,

tu sonrisa, alegra al hombre triste que por tu lado pasó,

tu mirada es especial, brilla como los rayos del sol,

y tu mano, cuando tiendes al hermano le llenas de ilusión.

        Quizás tu color habla de sufrimiento y dolor,

de noches oscuras pero de paso de Dios,

de fortalezas, de cansancios, de esfuerzos y de tesón,

de luchas y de superación.

        Sigue niño/hombre negro adelante expresando tu valor,

el respeto a la vida y a quien es tu Creador

que la voz de Su Espíritu llene de paz tu interior

y seas su mensajero repartiendo mucho amor,

no dejes que la mentira, el odio o el rencor

aparezcan en tu vida destrozando tu valor

sigue ofreciendo tu sonrisa, tu ritmo, los dones que Dios te dio

y la Santísima Virgen sea para ti tu guía y tu protección.

  Salamanca 23 – 05 – 2010

Compañero de camino

COMPAÑERO DE CAMINO

 Me gusta tu risa, tu canto, tu flor,

me gusta que me esperes cuando por la calle voy,

porque vas a mi ritmo y paras cuando yo.

         Me gusta tu palabra, tu silencio y tu voz,

me gusta tu mirada que me alegra como el sol.

         Tú levantas mi ojos y los llenas de ilusión,

tú animas mi alma cuando en la tristeza estoy,

tú apareces en mi vida cuando a la miseria voy,

cuando el egoísmo me lleva hasta lo peor,

tú apareces con palabra comprensiva que estimula al corazón

y haces que la esperanza brote del interior,

que las nubes negras pasen sin detención,

que las dudas y miedos no me den preocupación.

         Tú haces que mi vida tenga otro color

y coges mis manos y las llenas de tu amor,

y te sientas a mi lado infundiendo tu valor,

y me llenas de caricias que calman mi dolor,

y me siento segura, compañero, eres mi don,

y me alegra conocerte porque eres bendición,

porque animas a mi espíritu y llenas mi corazón,

porque sabes esperar el momento y la ocasión,

porque sabes leer entre líneas mi canción,

porque sabes comprender lo limitada que estoy.

         Tú compañero de camino y también de estación

eres mi tesoro, mi regalo, y también mi dulce amor,

eres compañero fiel, sin mentiras, ni traición,

eres lo más grande que tengo en esta vida que estoy,

eres el compañero que siempre he soñado yo.

Gracias compañero de camino por estar juntos los dos.

El Dios arreglalotodo

EL DIOS ARREGLALOTODO

            En clase de Religión

mis alumnos se preguntan si Tú eres el Dios de los pobres, el Dios de los marginados.

            Algunos dicen que no eres el Dios cercano

y que no es verdad que te preocupes por el ser humano,

te echan la culpa de los fracasos, los terremotos, las injusticias y los atentados;

algunos dicen que si existieses eso estaba solucionado.

            Creo que en sus mentes está la idea del Dios que tiene que solucionar todos nuestros arrebatos,

todos nuestros daños, errores y pecados;

quieren un Dios arreglalotodo, un Dios mágico.

            Y yo os pregunto:

Cuando un hombre mata, insulta, golpea o abandona a un ser amado,

¿Dios tiene que solucionarlo?

Cuando un joven no es responsable sino descuidado,

egoísta e interesado,

cuando abusa de los compañeros y trata por los suelos a quienes les han dado la vida y lo han cuidado,

¿es Dios quien tiene que solucionarlo?

Cuando alguien conduce temerariamente por imprudencia, alcohol o sin autorización y tronca la vida de un ser humano,

¿es Dios quien tiene que solucionarlo?.

            Yo no quiero en mi vida a un Dios mágico,

no quiero un Dios solucionario,

no quiero un Dios de bolsillo que ahora te necesito y te saco.

           Yo quiero y creo en un Dios cercano,

el que me orienta y corrige si hago algo malo,

el que levanta mi vida cuando alguien me ha abandonado,

el que levanta mi esperanza y me da fuerzas para seguir luchando,

en el que descubro en los hombres que gastan sus vidas en servicios desinteresados,

en los hombres que buscan la vida bajo los escombros o techos derrumbados.

            Creo en el Dios que mueve a los hombres a ser solidarios,

no importa color, idioma, religión o estado,

porque en el Dios que yo creo es el Dios de los cristianos,

el Dios universal, el que acoge a todo ser humano.

            Creo y pido a Dios que eduque nuestra mente y nuestros corazones para ver en el otro a un hermano,

que no nos confunda la apariencia o la armadura que llevamos,

que nos enseñe a leer entre líneas y ayudar al necesitado,

que nos enseñe a escuchar su Palabra y así corregir nuestros fallos,

que nos enseñe a respetar la vida y vivir el amor como entrega y diálogo.  

            ¡Señor, corrige nuestra idea del Dios de bolsillo que ahora te necesito y te saco,

que sepamos ser responsables de nuestros actos!.

Danos voluntad para salir del letargo,

para poder seguir creando,

para ser colaborador contigo en este mundo que me ha tocado,

para ser testigo del Dios cercano,

para ser amigo del Dios cristiano,

para ser compañero del Dios humano.

           Que nunca me falte, Señor, el sentirme por Ti acompañado,

que no me falte tu mano levantando,

que no me falte tu voz impulsando,

que no me falte tu amor entregado,

que no me falte, Señor, tu presencia en mi vida sanando.

                                                 Salamanca 24-01-10

Abre los ojos y ponte en camino

ABRE LOS OJOS Y PONTE EN CAMINO

 

Ayer miré y no vi nada,

estaba aislado en una montaña,

la gente pasaba, pero no la miraba,

el curso seguía, pero yo no avanzaba.

Estaba en mi casa y hacía que trabajaba,

quería estudiar, pero en verdad no lo intentaba,

ni tampoco ayudaba a mi gente, amigos, a los que amaba,

la realidad es que de todo pasaba,

jugaba, el tiempo volaba y a mi familia a veces ignoraba,

y se pasa el tiempo y no veía nada

y sentía frío en el alma.

            Hasta que un día llegó la luz de tu mirada,

 y tu Palabra me hablaba

y descubrí que casi mi familia se acababa,

y que mi persona por los suelos andaba,

y que la apatía por mi cuerpo rondaba,

y me pregunté ¿quién soy  yo? ¿qué me pasa?

y la voz de un niño oigo que me llama

y con su sonido despierta mi alma,

y que mis mejillas lágrimas derraman,

y siento una paz que mi ser calma,

y veo los fallos: cómo a nadie cuidaba,

cómo el egoísmo de Ti me apartaba,

cómo la indiferencia a mi familia arruinaba,

cómo conmigo el mal acababa

y cualquier corrección la rechazaba.

            Fue el gesto de quien admiraba el que me levantaba

y me puso en camino para valorar lo que amaba,

para luchar por la vida, lo que me da esperanza,

y me hace sensible con una nueva mirada,

y ver a la gente que por mi lado pasa,

y plantearme la vida, y ser persona integrada,

y escuchar en mi interior la voz que me ama,

y disfrutar de la paz que siempre ansiaba

tendiendo mi mano a aquel que me habla.

            Gracias Señor, por poner personas que alegran mi mirada,

que caminan a mi ritmo llenos de confianza,

que creen en mí aunque caiga.

 

            Gracias Señor, por poner en mis ojos la luz de tu mirada,

hoy me siento mejor, con más ganas

me siento libre, me siento persona amada.

                    Salamanca 21 de Septiembre de 2009