CONOCIMIENTO PROFUNDO DE DIOS

CONOCIMIENTO PROFUNDO DE DIOS

 

   Tu Palabra Señor es veraz y hablas con autoridad.

            ¿Qué tiene tu Palabra Señor que se convierte en un don?,

¿qué tiene tu mirada que transforma el corazón?,

¿qué tienen tus manos que sanan mi dolor?,

¿qué tienen tus oídos que traducen mi intención?,

¿qué tienen tus pasos que van primero al pueblo y luego alrededor?.

            Sólo hay una respuesta y es que Tú estás impregnado de la experiencia de Dios,

experiencia del Espíritu como Hijo del Padre Creador.

            No podemos transmitir ideas o levantar la voz,

no podemos tender nuestras manos esperando respuesta del receptor,

no debemos mirar nuestro mundo para quedarnos en lo exterior.

            Señor, Tú que un nuevo curso nos encomiendas la misión

llénanos de tu experiencia, de renovación interior:

educa, forma y purifica nuestra mente y corazón,

báñanos de tu misericordia que no exige pero que lleva a la conversión.

            Concédeme Señor vivir en gratuidad, en ver y percibir todo como don,

en experimentar la pobreza de quien recibe el perdón,

de quien es importante porque le levanta el amor.

            Sana Señor mis obras, mis pensamientos, deseos o intención,

de hacer las cosas esperando las respuestas que me dan satisfacción,

Señor que sólo sea tu experiencia lo que me impulse en la misión,

que pueda hablar a los hombres porque te conozco Señor, 

que pueda mirarles con la luz de la ilusión,

que pueda escuchar entre líneas lo que pronuncia su voz,

que cuando extienda mi mano sientan tu calor,

tu cercanía, tu Presencia que le alivia en su dolor,

que se conviertan sus días en año de gracia, Buena Noticia, en tiempo de bendición,

que se avive su esperanza, que se encienda su fe y que germine el amor,

porque hay hombres y mujeres que sólo conocen el odio, la venganza y el rencor,

quizás la vida, el mundo o el ser humano les hemos apagado la llama del perdón,

o quizás nadie les ha enseñado que hay una vida mejor.

            Necesitamos tu experiencia que marque, que selle nuestro ser de hijos de Dios,

que podamos transmitir sin vacilar lo que hemos vivido en nuestro interior

así no hay tormenta, huracán, terremoto, espada, criatura alguna o muerte que nos separe de Ti, mi Señor,

el Dios que se ofrece por nosotros,

que muere en la cruz proclamando el perdón,

dejándonos su Cuerpo como alimento,

y su sangre de salvación,

que nos entrega a su Madre como Madre para que sea nuestra guía, compañera y nos dé su protección,

Ella nos consuela, intercede y nos lleva hasta Dios.

            Enséñanos y concédenos vivir la gratuidad de tu misericordia, de tu inmenso corazón.

 

                                                           Retiro en  Salamanca a 25 – 09 – 10

LA FLOR DEL GIRASOL

LA FLOR DEL GIRASOL

         El hombre, el ser humano rehuye la muerte

porque la muerte es triste, es fea, no tiene color

o quizás su color es negro y amargo su sabor

está bañado de crueldad, violencia, miedo y temor,

nos asusta lo desconocido y bajar de escalón,

preferimos el estatus social, la fama y el honor

y no nos damos cuenta que estamos impregnados de resurrección,

de cambio, de colorido, de belleza interior,

la naturaleza nos habla de transformación

y qué es la resurrección? Jesús nos habla de un cambio de vida mejor.

         Es impresionante, asombroso, la flor del girasol

cómo cada pipa tiene su espacio, su sitio, su rincón,

es maravilloso como una pipa al morir dé una planta con tal perfección,

nos habla de muerte y de resurrección

y nos dice que siempre busca la luz y esplendor,

nos dice que está sometido a prueba exterior

pero a pesar de todo él siempre busca el sol,

que a veces las noches son frías, que vienen tormentas y están expuestos a toda situación,

pero que una cosa tienen clara, que buscan el calor,

que buscan claridad y la voz del Creador,

que están inundados de esperanza y de vida interior,

que les mantiene la fe junto con la unión

y que a pesar del sufrimiento, el desarraigo o dolor

crece en la luz de la Resurrección,

crece en el Padre de la Creación,

crece en el Espíritu de la belleza y paz interior.

                            Salamanca a 18 – 09 – 10