¿QUÉ VOY A HACER CONMIGO? Y ¿CON LOS DEMÁS?

¿QUÉ VOY A HACER CONMIGO?

Y

¿CON LOS DEMÁS?

(Alumnos de 6º E. Primaria)

         A los 12 años ya puedo decidir mi destino,

puedo decidir quién va a ser mi amigo,

puedo decidir estudiar o quedarme en el camino,

puedo decidir quedarme solo en este recorrido,

puedo tomar la decisión de ser con los otros un enemigo,

de hacer la vida imposible a aquel que vive conmigo

y de aquel que comparte el mismo espacio físico.

Algunos de mis compañeros los 12 años no han cumplido,

pero formo con ellos un mismo partido,

el partido de ser un maleducado  y un ofensivo.

También he decidido meterme en internet y ver en la tele programas para mí un poco prohibidos,

he decidido copiar los gestos ofensivos,

gestos que me hacen destacar ante mis compañeros y amigos,

y todo esto yo solo lo he decidido.

Siento comunicarte, alumno mío,

que te estás equivocando de camino,

pues has elegido que el instinto decida por ti mismo,

y que lo negativo marque la huella de tu recorrido,

una huella que hace daño al que camina contigo.

Es muy fácil dejarse llevar y convertirte en enemigo,

es muy fácil así algunos que se llaman amigos,

amigos que en verdad te dejarán solo cuando estés perdido.

Ojalá hayas sido chico y chica listo,

listos por haber decidido tomar las riendas de vuestro destino,

destino que puede cambiar según a qué lado me inclino.

No es fácil ser conscientes de lo que internamente vivo,

no es fácil porque no nos dedicamos tiempos para estar con nosotros mismos,

donde el silencio sería en ese instante nuestro mejor amigo,

el amigo que me hace reflexionar en qué quiero hacer conmigo,

pero hoy descubrirás que para crecer como persona has de hacerlo compañero de camino.

Yo, queridos alumnos, he decidido agradecer a todo aquel que es bueno conmigo,

he decidido darles las gracias para que se extienda el bien que Dios nos ha traído.

He decidido transmitir lo bello que nace en nosotros mismos,

en el respeto que debemos a aquellos que hacen con nosotros el mismo recorrido,

he decidido cambiar el mal que surge en mí cuando alguien me ha herido,

y también cuando escucho a mi alrededor palabras que ofenden a Dios que va conmigo,

palabras que ofenden a los hombres y mujeres por considerarlos indignos.

Yo, queridos alumnos, he decidido no hacer caso a lo primero que oyen mis oídos,

pues siempre suelen ser: insultos, estafas, mentiras que no hacen a los hombres testigos,

personas con dineros o incluso a los que consideran pobres y mendigos.

¡Cuánto nos engañan si no somos un poco listos!

Y listo significa analizar lo que vivo,

a la vez que justificar por qué lo que hago yo lo he decidido.

No dejéis queridos alumnos de 11, 12 y 13 años, todos incluidos,

desead el bien y todo aquello que trae consigo,

desead y luchad por la verdad, la honradez y aquello que llena de felicidad el sitio donde vivo,

dejaos guiar por el Dios de Jesucristo,

del Dios del perdón, de la alabanza , del respeto y del cobijo.

Escuchad en vuestro interior a su Espíritu,

el Dios que te acompaña siempre en tu camino

y también por la protección de María , porque es nuestra Madre y nosotros sus queridos hijos.

Alumno/a de 6º de Primaria, ¿qué vas a hacer contigo?,

porque y sabes, en tus manos está el bien y dentro de ti la superación para ser un verdadero y noble testigo,

para ser misionero de tu Amigo Jesucristo,

el Dios que nos bendice y confía en nosotros a lo largo del camino.

Alumno/a de 6º de Primaria, ¿qué vas a hacer con quien comparte contigo?

Madrid 17 – 11 – 2013

FILOTEA

Anuncios

LA ESPERANZA ES POSIBLE

LA ESPERANZA ES POSIBLE

(Sobre el tifón que azota Filipinas)

        No sé en qué creer cuando la tormenta habla,

cuando mis ojos ven que se llevan mi esperanza,

cuando el fruto de nuestras manos, el agua los arrastra.

No sé en qué creer y por qué la naturaleza tanto nos maltrata.

Pues al pensar siento, cada vez más, cómo una luz dentro de mí se apaga.

Y nuevamente me pregunto: si puede haber esperanza,

ya que mis ojos siguen llenos de lágrimas.

Y miro al que conmigo ayer cantaba.

Y le veo luchar en medio de las desgracias,

veo alzar sus manos acompañando a su débil mirada,

y como él cree en el Sol que sus rayos nos alcanzan.

Y escucho en medio de la angustia palabras de alabanzas,

palabras que en medio del dolor se sienten acompañadas,

se sienten acompañadas por el Dios que hoy nos salva,

el Dios que se ha hecho Hombre y con nosotros se encarna,

el Dios Trinidad que sufre con nosotros a la vez que nos abraza,

por eso te digo: que sigue siendo posible la fe en Dios y en los hombres la esperanza.

 Madrid 16-11-13

FILOTEA

CASTAÑAS ABIERTAS, PARA QUIEN NO CONOCES DE NADA

                      CASTAÑAS ABIERTAS

 PARA QUIEN NO CONOCES DE NADA

¡Cuánto había deseado comer unas castañas!

Castañas que me recordaban a mi tierra y cuando por ellas andaba.

Fruta, que en invierno te gusta comer cuando por la calle andas,

y es que su calor derrite el frío que nos abraza.

Gracias “Señor”, de mirada confiada,

gracias, por fiarme sin conocerme de nada,

gracias, por tener sus manos abiertas al igual que sus castañas,

gracias, porque al venderlas se hace persona de grande alma.

¡Cuántas cosas escucha de las parejas que por su lado pasan!;

¡cuánto escucha de quien se detiene para a las castañas mirarlas!

¡cuántas situaciones contempla, mientras espera que del bolsillo la moneda salga!,

¡cuántas miradas inocentes llegan a su alma!.

Gracias “Señor” de generosidad confiada,

gracias, por fiarme sin conocerme de nada.

Deseo y pido: que ese calor que calienta sus castañas, tenga vivos sus gestos y sus palabras,

deseo que Dios Trinidad le siga convirtiendo en persona de alegre esperanza.

Y que ese Dios, en quien confío, derrame sobre su familia abundantemente su gracia.

Que Él le bendiga por la confianza que ha puesto en mí, sin conocerme de nada.

Madrid 16-11-13

FILOTEA

COMPAÑEROS DE COLEGIO Y DE CAMINO

COMPAÑEROS DE COLEGIO Y DE CAMINO

(Contra la violencia de género)

Compañeros de camino,

compañeros de distintos ciclos,

compañeros de recreos, de clases e incluso del mismo frío.

Compañero que has compartido conmigo,

has compartido secretos y te has reído conmigo,

no puedo comprender como en el futuro o en el presente te conviertes en mi enemigo.

Nosotros que crecimos juntos y que lo mismo hemos oído,

¿cómo es posible que después sea para ti, un objeto sin dignidad ni sentido,

alguien inferior  y sin un feliz destino?

Compañeros de clases, de patios o de camino.

Yo que he arrimado mi hombro para llorar contigo,

que la merienda te he compartido

e incluso después de la clase te he acompañado y he hecho tú mismo recorrido,

cómo puede ser posible que a las chicas como yo las maltrates por capricho,

cómo es posible que nos humilles cuando te damos cariño,

compañeros de patios, y de los mismos pasillos.

Ojalá que mis palabras ocupen en tu corazón un sitio,

ojalá me defiendas cuando esté en peligro,

ojalá que me guardes y cuides por ser tu compañera y amiga de camino,

y no te dejes llevar por el egoísmo o lo que de mí te han dicho,

no te dejes llevar de tu fuerza o incluso de tu instinto.

Compañero y gran amigo,

tú que has crecido conmigo,

no dejes que el ambiente ni la sociedad cambie lo que conmigo has vivido,

no dejes habitar en ti mensajes que han roto nuestros destinos

y aviva en tu corazón la paz que has vivido conmigo,

los momentos que codo a codo juntos hemos recorrido.

Compañero de aulas de recreos  y pasillos,

yo soy tu complemento y nunca tu enemigo.

Yo soy la persona que siempre te ha respetado y en secreto te he querido,

soy la joven y mujer que he soñado con tener un hogar feliz y compartir tu destino.

Compañero de aulas, de recreos y del mismo sol compartido,

que Dios te conceda verme como la amiga que te hace crecer en plenitud y te da el verdadero equilibrio.

Gracias Madre por todo lo que con nuestro compañero hemos vivido.

Gracias a vosotros compañeros de colegio y de este mismo camino.

Respeta nuestras vidas y siempre la dignidad y el amor irán contigo.

Ánimo compañeros de secretos y amigos de pasillos.

Bendito sea Dios por ponerte en mi camino.

Gracias compañero de colegio y del mismo recorrido.

Madrid 20- 11 – 2013

FILOTEA

MARÍA DE LA ALMUDENA

MARÍA DE LA ALMUDENA

María de la Almudena,

ya los muros estaban cansados de guardar tu presencia,

presencia de tez morena,

presencia de dulzuras y belleza,

presencia de palabras sinceras.

Santa María de la Almudena que escuchas siempre las palabras que te llegan,

palabras, oraciones y súplicas de personas cuyo corazón te entregan,

te entregan sus esperanzas, sus sueños y también los milagros te encomiendan,

milagros que nacen de su fe y de distintas experiencias

porque de Ti, Madre todo lo desean.

Ayer fui a visitarte y contemplaba siempre tu escalera llena,

llena de secretos y de pasitos cortos de quienes desean contemplar tu presencia serena,

de quienes desean permanecer para sentir más tu fuerza.

No queríamos marchar sin agarrar tu mano que nos llena de firmeza.

Mujer de tez morena,

morena por el sol que te calienta,

morena por estar siempre a la espera,

morena para reflejar la paz que te llena,

para captar la atención de quienes a tu lado llegan.

Y es que Señora de la Almudena,

¡Morena!: haz realidad los sueños de los niños que su corazón te entregan,

los sueños de sus madres que a Ti sus hijos presentan,

haz también realidad los sueños y súplicas de todas las parejas,

parejas que comienzan vidas nuevas,

parejas que pasan por baches que no se esperan,

parejas que desean mayor radicalidad su entrega,

parejas en cuyos corazones han aparecido grietas.

Escúchanos, Madre de tez morena,

escucha nuestras voces que te llegan con fuerza,

voces de tus hijos que se tambalean,

voces cuya oscuridad les ciega.

Escúchanos Señora de tez morena,

Señora que mantuvo con luz sus velas,

velas que alumbraban la oscuridad de la cueva,

velas que alumbraban los muros que escuchaban el deseo de tu presencia,

voces que añoraban tu imagen bella.

Bendita seas Madre de la Vega,

Madre de la Almudena,

Madre oculta por la guerra,

oculta por la invasión que no te quería cerca,

¡Cuántos años de ausencia!.

Pero el corazón latía, sabía de tu presencia,

y nuevamente el corazón que busca vio como se caían delante de sí las piedras.

Y allí estabas Tú con encendidas tus velas.

María de la Almudena,

Mujer y Madre de tez morena,

Y una vez más la boca de súplicas se nos llena,

se llena porque la lluvia en torrencial se queda,

y nuestros ojos de angustia una vez más se llenan.

Madrecita, Madre y Señora de tez morena,

para el agua que se acerca,

para las inundaciones que a nuestros hijos se llevan,

para la furia del agua que arrasa nuestras riquezas,

riquezas conseguidas por las manos que a Ti se te entregan,

por estas manos que han sembrado las cosechas,

por estas manos cuya finalidad es: dar de comer a todo el que se le acerca.

Por favor, María de la Almudena,

aviva nuestra fe que se llena de promesas,

promesas para mantenernos cerca,

cerca de Ti, Madre y Virgen de la Almudena.

Señora y mujer de tez morena,

bendice al pueblo de Madrid que mantiene su promesa,

bendice a sus familias y a todo al que a él llega,

bendice nuestros proyectos, nuestra misión que es: que la fe se extienda,

que es: que el corazón se sane de sus heridas y grietas,

que es: que la esperanza se mantenga,

que se mantenga el alma humilde porque hombre y mujer siempre rezan,

y que sus ojos puedan ver la luz que le ilumina su senda.

Bendita eres Madre, Señora de tez morena

pongo mi vida en tus manos y las súplicas de los hermanos que a mi corazón llegan,

concédeme ser sensible para descubrir todo tipo de miserias,

y llenarles de esperanza siempre con la Buena Nueva,

educa mi corazón, mi mente, mis labios y manos para que sean ellos dóciles a todo lo que Tú me enseñas.

Bendita seas Madre y Señora de tez morena,

bendita sea la Virgen de la Almudena.

 

Madrid 9 y 10 – 11 – 2013

Mª ELENA HERNÁNDEZ GONZÁLEZ

NACER MÁS ALLÁ

          Todo nacimiento lleva consigo una entrega de la voluntad,ecografia_Dr._Wolfgang_Moroder[1]

pues la madre no sabe el instante que él o ella llegará,

aun cuando se cumple el tiempo de la maternidad.

Es el bebé el que en ese momento decide respirar,

el que pide su espacio y a la vez un lugar,

porque lo necesita para poder habitar,

para ser él mismo y así actuar.

Y llega con el sufrimiento de los demás,

llega con la intranquilidad pero a la vez con el verbo amar,

llega sembrando deseos de paz,

y los que rodean, esperan entre ellos mayor unidad,

pues lo ven débil e incapaz por sí mismo de crecer y de andar.

Los adultos nos hemos quedado en su debilidad,

nos hemos quedado en su necesidad.

Y le tocamos, le hablamos con mucha suavidad,

les dejamos que duerman aunque a veces también los tenemos que despertar,

pero él es alguien distinto a su mamá,

es alguien en sí mismo que quiere luchar;

y mueve sus manos y comienza a llorar,

comienza con sus gestos a querer hablar

porque tiene una fuerza interior que le hace avanzar;

no es sólo instinto sino también voluntad.

Sus sonidos a nosotros nos dice como está,

pues es él quien se nos quiere comunicar,

y sólo aún rodeado de personas es quien decide respirar,

el sólo es el que está preparado para luchar,

es un camino que todo ser humano ha de caminar.

Y yo me pregunto: ¿qué tiene todo esto con el más allá?

¿qué tiene que ver, todo esto, con el título que está?,

¿qué tiene que ver, el nacimiento de un niño con nacer más allá?.

Si damos un pasito te lo puedo explicar.

Cuando decidimos nacer, alguien se encarga de darnos un golpecito para respirar,

el quis está en el golpe que nos acaban de dar.

Y me pregunto por qué al nacer alguien nos tiene así que tratar.

Creo que en la vida ya empezamos mal.

Este pensamiento es para hacerte lector simplemente reflexionar,

pues quiero lanzarte a la profundidad.

Al nacer el niño decide el instante y sale su cabeza la que ha de mandar,

la que ha de dirigir toda su entrega y su voluntad.

Es un acto que él ha decidido dar.

Y cuando el niño/a, hombre o mujer deban marchar

han de ser ellos/nosotros, solos quienes a Dios le entreguemos esta misma voluntad,

y a diferencia del nacer natural que el hombre nos recibe con un golpecito detrás;las manos de dios[1]

Dios extiende sus manos y lo primero que nos hace es abrazar,

luego en otro segundo momento ya la vida nos pasará,

y seremos nosotros mismos quienes debemos de puntuar;

porque en sus brazos recorreremos nuestras vidas y cuántas veces practicamos el verbo amar,

cuántas veces, hemos disfrutado con el otro de su felicidad,

cuántas veces, nuestra boca ha pronunciado la verdad,

cuántas veces, nuestros hombros han apoyado a aquel que se ha sentido mal,

cuántas veces, hemos sonreído y hemos saludado a los demás.

Y es que estas cosas han formado nuestra voluntad.

Nuevamente nuestro nacimiento evoca en los otros sufrimientos y la práctica del verbo amar,

pero la gran diferencia es que sé que con Dios me voy a encontrar.

Son sus manos las que me van a agarrar,

manos conocidas y de gran suavidad,

manos seguras que no me van a juzgar,

manos que mostrarán mi vida y me van a enseñar,

voz que me seguirá corrigiendo en aquello que hice fatal,

voz que harán a mis lágrimas unir mi unidad,

voz que hará a mi mirada a los otros contemplar.

Y  es que el nacer a esa vida también necesita de nuestra voluntad,

pues Dios espera a que dejemos de luchar,

Dios espera a que en sus manos queramos habitar,

Dios espera ese Sí. Me voy en Ti a abandonar y totalmente confiar.

Y esperamos palabras de consuelo que nos ayuden a esta vida dejar,

y necesitamos de los hombres palabras de paz,

palabras de perdón por todas las cosas que hice mal,

necesitamos un te quiero para marchan en paz,

porque Dios espera que en Él ponga toda mi vida, mi ser, mi alma y también mi voluntad,

que deposite en Él, aquellos que me unen en esta realidad;

pues deseo nacer en el Dios que me ha habitado en este mundo universal,

deseo esa luz que todo se ve con total claridad,

deseo experimentar esa manos que me han guiado con tanta suavidad,

porque deseo ese abrazo fraterno que me ha dado total dignidad;

deseo cubrirme con tu manto Madre que nunca me ha dejado de calentar,Bomberos_Virgen

y de apretar tu mano con la que siempre me has ayudado a caminar.

Deseo Padre bueno, habitar en Ti, mi Dios Trinidad,

que se cumpla Señor cuando Tú quieras, tu Santa Voluntad.

 

Madrid 3 – 11 – 13

FILOTEA

CREO EN LA FUERZA QUE HAY DENTRO DE TI

CREO EN LA FUERZA QUE HAY DENTRO DE TI

(ORACIÓN PARA SANAR LOS CABALLOS)

         Si alguien me escuchase hablar contigo                                                 

diría que estoy enfermo,

y en verdad eso es lo que siento,

siento verte caído y en el suelo,

siento tu mirada diciéndome: no puedo,

pero yo, creo en ti, y en lo que llevas dentro.

Siento tu fuerza y creo en la realidad de tu sueño,

creo en tu verdad y que esta oración te va a limpiar por dentro,

creo en tu mirada y en tu fuego,

creo que tus patas volverán a correr como hace tiempo,

y es que creo en ti, caballo de ojos sinceros.

Cree en esta voz que te dice: te quiero,

en la voz que te dice: ánimo te espero,

porque creo que lo que te pasa es pasajero,

es un bache en el camino y en tu sendero.

Sin embargo tu cuerpo quedará limpio de ese veneno,

porque mis manos recorrerán tu cuerpo,

cuerpo ahora débil pero fuerte por dentro;

y es que creo en ti porque muchas veces has sido tú quien has levantado mi vuelo.

Te necesito amigo para demostrar al mundo que existe el Dios en quien creo,

para decirle al mundo que hay amor verdadero,

para decirle a la gente que son posibles los sueños.

Siente amigo el calor de mis dedos,

el calor que limpia ese sucio y destructor veneno.

Álzate caballo del suelo,

pues ya no necesitas apoyar tu cuerpo,

alza tu espíritu y camina ligero,

porque creo en ti y en el Dios que ha creado este universo,

alza caballo tu mirada y descubrirás lo feliz que me siento.

¡Cuánto me gustaría tocar tu piel y sentir la fuerza que llevas muy dentro!

¡Ojalá en algún momento pueda tocarte con sumo respeto!.

Sigue caballo adelante, sigue con tu gran dueño,

sigue comiendo de su mano que tiene tu alimento completo.

Gracias por mantener mi familia creciendo.

Alza caballo tu cuerpo del suelo,

alza porque creo en ti y en la fuerza que llevas por dentro,

porque creo en el Dios que ha avivado tu sueño

y te limpiado de ese destructor veneno.

 Madrid 2 – 11 – 13

FILOTEA