CADA PASO DARÁ LA VUELTA AL MUNDO

CADA PASO DARÁ LA VUELTA AL MUNDO

           pasos2Me pregunto el por qué de este título.

Me pregunto si habrá algún lugar donde no haya hambre en el mundo,

me pregunto si nuestro paso será de ellos uno.

Me pregunto el por qué caminar juntos

pregunta que yo a ti también te formulo.

Enciendo la radio y me estremezco por dentro por lo que escucho:

Solo seis kilos de arroz en tres meses en una zona donde no hay frutos,

en un lugar donde los poderosos han sembrado de minas las tierras para que no puedan conseguir el alimento de este mundo.

Zonas donde los que pasan hambre tienen vedado el disfrutar y de alegrarse por compartir juntos,

hombres, mujeres y niños privados de la libertad de quienes se saben hijos,

hombres, mujeres y niños que no entienden el por qué de su sino.

Niños que se alimentan solo del calor del cariño,

de los brazos que sostienen su indefenso cuerpecito.

Niños que buscan la mirada de quienes cargadas de esperanza les susurran al oído,

niños incapaces de saltar por temor a no seguir vivos.

Ante esta realidad ya no me pregunto el por qué de dar mi pasito.imagesIXAPF1AP

Ante esta realidad yo me arrodillo,

me arrodillo ante el hombre que sostiene a cada uno de esos niños,

me arrodillo ante aquel o aquella que tiende su mano y por libre elección se ha quedado en ese sitio

y ofrezco mi mano, mis palabras y mi humilde donativo,

comprometiéndome a dar a conocer esta situación para que nuestros pasos lleguen a su auténtico destino

porque sí son importantes tus pasos y el mío,

si es necesario prestar oídos,

si es necesario denunciar que en otros países las personas no puedan comer como nosotros lo mismo.

Que nadie en este colegio se quede sin poner su granito,

su poca o gran aportación según nos lo permita nuestro bolsillo,images44UGREUQ

porque hoy nuestras manos pueden dar sin saber si mañana a ti y a mí nos puede pasar lo mismo.

Hoy apelo y suplico a tu sensibilidad y corazón a que demos ese pasito,

paso que dará la vuelta al mundo y con la gracia de Dios nuestra aportación llegará a esos destinos,

llegará a esas personas ante las cuales hoy me arrodillo,

a esas personas, por las cuales, a nuestro Dios hoy le pedimos.

Bendita sea Dios que nos da un corazón misericordioso y dócil siempre a su Espíritu,

para que tu paso y el mío alcancen su objetivo,

alcancen a los hombres, mujeres y niños su gran y esperado alivio.

imagesDH1A2521     Madrid 14 – 01 – 2016

Mª Elena Hernández González

 

 

Anuncios