Y OÍ A TODAS LAS CRIATURAS DE LA TIERRA, DEL MAR Y DEL CIELO

Y OÍ A TODAS LAS CRIATURAS DE LA TIERRAy

(Día de todos los Santos)

         Espíritu Divino ¿Cómo hacer para que los hombres entiendan este misterio?

el misterio de los hombres que se unen en el cielo,

el misterio de una sola voz que proclama todo el universo,

es la voz de la entrega del creyente, del no creyente y también de los conversos.

Es la voz del mismo sol, de la luna y de todos los mares, los ríos y los océanos,

es la voz del exterior y de todo lo interno.

Espíritu Divino dador de toda vida porque Tú eres nuestro aliento.

Gracias por enseñarme a escuchar la armonía del silencio,

gracias por enseñarme a sentir la fuerza que tiene el fuego,

el fuego que da calor y vida a lo que está muerto,

gracias porque no hay rincón que no recorras conocedor de secretos.

Conocedor del esfuerzo

y de las limosnas de dentro,

gracias porque conoces los corazones sinceros;

esos que luchan por la justicia y lo bueno,

esos que ponen en práctica el amor más verdadero

los que se dejan llevar por lo sencillo y lo tierno,

esos que han lavado los rostros más sucios y feos,

esos que han salido al paso de los que no tienen consuelo.

Esos son algunos vecinos nuestros,

o algún familiar que nos ayuda sin proclamar dicho gesto.

Y así es cómo celebramos los Santos que aún no subieron,

los Santos que nos rodean y viven arras del suelo,

son los que se dejan llevar por el Espíritu eterno.

Pero también celebramos los que están ya en los cielos,

ellos son nuestros maestros,

maestros de docilidad y de corazones abiertos,

ellos son nuestros modelos,

modelos de escucha, de constancia y de oraciones sin tiempo,

modelos de esperanza y de fe que rasga el cielo

de manos tendidas y de los pies muy ligeros.

Esos son nuestros Santos, nuestros intercesores ante cualquier lucha, problema o tropiezo,

ellos son los amigos de Dios y los protectores nuestros.

Hoy suena a una sola voz la alabanza de todo el universo,

la voz de todas las criaturas de la tierra, del mar y de los cielos.

Madrid 24-10 -16

Mª Elena Hdez Glez

Anuncios

LA LUZ DE OTRA ESPERANZA

LA LUZ DE OTRA ESPERANZA

(Hch.1,1-11 y Mc.16,15-20)

   Hoy día de la Ascensión nos lleva la mirada a nuestro Dios

mirada que recrea a nuestro amor

pues se mezclan sus palabras con nuestro corazón,

se mezcla el cariño, la ternura y la ilusión

con sus palabras y su separación.

Palabras de esperanza y palabras de un Don,

palabras que renuevan la fuerza y la pasión.

Don que pacifica nuestro interior,

Don que nos sostiene en cada situación,

que alza nuestra mirada hasta el mismo Dios.

Que importa el sufrimiento si no se ha detenido nuestro reloj,

porque en ese instante continúa viva nuestra respiración.

Ya sé que no es un plato de buen gusto las heridas, ni el dolor

pero sigues apostando por el bien y el amor

porque has puesto la meta más allá de ese tu yo,

más allá de tus problemas y de quien o quienes los originó.

Eso es lo que nos quiere enseñar el Señor de la Ascensión,

la luz nueva que llega e inunda nuestro alrededor,

la luz de otra esperanza que nunca se imaginó,

la luz de una sonrisa que el dolor desfiguró,

la luz de una mirada que nos acarició

y abrió nuestras puertas ya sin dudas ni temor,

abrió nuestras ventanas y pudo entrar ya el sol,

abrió nuestros oídos y el corazón comprendió,

abrió nuestra mente y al instante nuestro ser a Dios se dirigió,

y aceptamos el presente y el pasado con todo lo que sucedió,

y aceptamos los errores, los fracasos, los malos entendidos y todo lo que pasó,

y acogemos y agradecemos a las personas que sus manos nos tendió,

y la luz de otra esperanza que Dios mismo nos regaló.

Mantén Señor nuestra mirada a lo alto para que no decaigan el gozo ni la ilusión,

para que no deje de latir nuestro débil corazón,

y para que nuestros pies se levanten y podamos caminar hacia la meta que eres Tú, nuestro Dios

podamos caminar en Ti, sumergidas en la gracia de tu Don

porque la Luz de la Esperanza nos salvó.

Bendito y alabado sea Jesús que hacía el Padre Ascendió

bendito Dios Trinidad que pregoneros de su Evangelio nos confirmó.

Madrid 17-5-15

Mª Elena Hdez Glez

LA MISERICORDIA DE DIOS NO CONOCE LÍMITES

LA MISERICORDIA DE DIOS NO CONOCE LÍMITES

   Cuando pienso en misericordia experimento la ternura derramada en mi corazón,

ternura que es volcada en todo mi interior,

ternura que me llena de compasión:

por todo lo que Dios me perdonó,

por todo lo que me preserva y preservó;

por saber que sin Él podía estar en la calle o tirada en cualquier rincón,

y es que su misericordia me enseña a saber que de ninguna persona soy mejor.

Sólo puedes ser misericordiosa si has experimentado y vivido el amor,

si ante Jesús las piedras que a ti iban dirigidas cambiaron de posición,

si fuiste capaz de escuchar su voz

y si en tu debilidad sentiste la mano de quien te levanto.

Esto sólo se puede vivir sin armaduras, sin paraguas y sin caparazón,

sin excusas y sin presunción,

sin miradas de odio ni de rencor

porque la misericordia es calor, que mantiene viva la vida y la ilusión

es agua que refresca y alimenta la savia que hay en cada mensajero y en cada predicador,

es pomada que cicatriza las heridas que el hombre causó,

es descanso para el que se siente perdido, abandonado con motivo o sin razón

es deuda pagada para los endeudados incluso para los duros de corazón

es perdón también para los que no se pueden olvidar de su error,

y es que la misericordia no tiene límites, la Misericordia de nuestro Dios

misericordia bañada, tatuada, impregnada de amor,

porque Ella es en sí misma el Amor, es decir, es el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, nuestro Dios Creador.

Misericordia también traducida como compasión,

entendiendo compasión como pasión por el ser humano que creó,

pasión por cada vida que se engendró,

pasión por toda la naturaleza que alaba a su Señor,

pasión por el hombre y la mujer que se arrodilló,

pasión por el hombre que se abajó,

el que lavó los pies, el que los secó, el que limpió y sanó,

el que resucitó,

pasión por la humanidad que se perdió,

pasión que se volvió misericordia y nos besó,

misericordia que nos inundó y con sus manos nos rodeó

misericordia que en fidelidad se convirtió

misericordia que hace nuevas las cosas

manteniendo la promesa que un día proclamó,

porque la misericordia no tiene límites como no lo tiene nuestro Dios.

Haznos Dios Trinidad consoladores con tu misericordia en nuestro mundo del dolor

mantennos mensajeros alegres por ser predilectos de tu misericordia y amor,

de tu llamada y por tu elección,

enséñanos a ser Hijas de María que viven con gozo y gratuidad el derroche de tu don.

Madrid 25-4-15.

Mª Elena Hdez Glez

 

 

 

CONFIANZA EN NUESTRO PROTECTOR

CONFIANZA EN NUESTRO PROTECTOR

   Hoy día del trabajador,

modelo de vida para todo aquel que tiene que ganarse el pan con su esfuerzo y sudor,

tenemos a San José cuyas manos profesar su gran labor:

manos que trabajaron con gran perfección,

manos conscientes de su delicada dedicación,

manos firmes y conocedoras de lo que abrazó.

Pero por encima de su trabajo estaba el amor,

yo diría que éste todo aquel envolvió,

todo aquel rodeó,

todo aquel acarició.

Trabajo envuelto en misión

cada palabra y trato con el madero le fue construyendo también su interior,

pues conocía por donde pasaba la savia de aquella madera que a sus manos llegó,

y Jesús formaba parte de aquella explicación,

Jesús aprendía la dureza de un madero que no se doblegó,

a la vez que aprendía el aguante de aquel árbol que sombra le dio,

y San José ante tantas preguntas de su Hijo, todas se las aclaró

detalle por detalle le formó y le instruyó

tanto en las herramientas como en el tacto con el que comprobaba el término de su labor.

Yo diría que con los ojos cerrados era capaz de percibir cualquier tipo de imperfección,

cualquier tipo de resistencia que la madera marcó,

terminaba su trabajo con un gozo que sólo él conoció.

Que nadie por difícil que parezca o en verdad se abandone su misión y su labor,

sino con esperanza y confianza como nuestro protector

porque la ilusión está al principio de la obra y el gozo cuando se terminó

y en el medio el aprendizaje, la experiencia que nos hace humanos, que nos hace mejor.

Bendito y alabado sea el Señor,

bendito y alabado por este gran regalo, por nuestro Patrono que es todo don.

Gracias San José por tu docilidad al Espíritu que es Amor,

por trabajo silencioso, por tu humildad y por cada una, es decir, por cada vocación,

seguimos poniendo en tus manos esta bonita y entrañable misión.

Madrid 1-5-15

Mª Elena Hdez Glez

 

 

 

 

 

“EN MARÍA EL HIJO HABITADO POR EL PADRE Y EL ESPÍRITU”

“EN MARÍA2-DULCE-NOMBRE-DE-MARIA, EL HIJO HABITADO POR EL PADRE Y EL ESPÍRITU”

El gran misterio reservado a través de los siglos no es en sí la presencia de Nuestro Señor Jesucristo

sino , la existencia de Dios Uno y Trino.

En el Antiguo Testamento tenemos conocimiento del Padre creador y del aliento de Dios,

y los profetas anunciaban al Mesías Salvador

pero entre ellos no estaba definida la auténtica conexión.

Y será Jesucristo quien nos dé a conocer la plena revelación.

Sin embargo antes que sus palabras ya este misterio, en la historia aconteció.

Una mujer, una joven sencilla del pueblo del Israel lo vivió.

Fue en María de Nazaret, es en ella la primera persona en la historia de la humanidad donde Dios Trinidad habitó.

El Espíritu en su mente llenándola de conocimiento, verdad, autenticidad y acción,

el Padre en su corazón, llenándola de amor, misericordia. ternura y  comprensión

y el Hijo en sus entrañas, donde solo la vida se puede gestar, dando vida como Don.

Y todo esto ocurre en el instante de la Anunciación.

Por Él, Dios Trinidad en nuestro mundo se expresó.

Un Padre que desde el corazón recorre y llega a todos los rincones de nuestro interior

un corazón que palpita e impulsa a cada uno de sus miembros energía, fuerza, vitalidad e ilusión,

ninguna parte del cuerpo queda ausente de su paz, ternura y calor,Dios_arreglalotodo_acompañando_1

cada uno se ha de sentir mimado por esa vena o hilo conductor.

Un hijo que es para nosotros Hermana, Hermano que es la Vida,Vida que está en las entrañas donde comienza la respiración,

donde comienza el movimiento y donde se desarrolla la gestación.

De ahí de tener entrañas de misericordia, es decir, la vida está bañada y rodeada de amor,

del amor del Padre que desde el corazón lo entregó

y todo ello revelado desde la luz del conocimiento, desde donde el Espíritu Santo habitó.

De tal manera que todo nuestro ser y nuestra alma están habitados por Dios Trinidad que nos soñó.

Pero que nadie piense que es un Dios posesivo que nos coarta la acción

pues siendo esto verdad todo ser humano tiene la libertad de a Dios decirle que No.

* Tres personas y un solo Dios

cada una distinta pero a la vez comunión,

cada inspiración venga de las entrañas, de la mente o del corazón

es una porque sólo hay una revelación,

una voz, una palabra, un bautismo, un sueño y una pasión.foto_Trinidad_Santa

Cuando uno de Ellos habla es la conclusión,

cuando uno de Ellos ama es el fruto de su unión

cuando uno de Ellos nos da la vida es de los tres ese don

es regalo, es protección.

Todo lo que surge desde nuestra docilidad al Señor,

todo lo que emerge de gratitud en nuestro interior,

todo lo que evoca en nosotros a la conversión

viene dado como un regalo para nuestro pequeño o gran yo

por eso María proclama la grandeza de su Creador,

las maravillas que hace Dios en su favor,

y la felicidad que jamás antes experimentó.

Dios Trinidad en ella habitó.

Hija de Jerusalén con físico humano y con el interior del mismo Dios,

enséñanos a ser dignos y fieles de mente, de entrañas y de corazón

para que llegue a los hombres la esperanza, la fe, la paz y la sanación,

para que no haya ser humano a nuestro lado que no conozca o no experimente a Dios Trinidad mediante nuestra acción,

para que cada uno y nosotros mismos disfrutemos de la compañía, única presencia del AMOR.

foto_barca_1Persona, no idea, TRES PERSONAS Y UN SOLO DIOS.

Madrid 31-5-15

Mª Elena Hdez Glez

“QUIÉN HACE EL MAL NO HA VISTO A DIOS”

Hoy víspera de Pentecostés nos han hablado de la misericordia de Dios,imagesDH1A2521

nos han hablado de amor,

nos han hablado del Espíritu Santo como don,

el don del Padre que nos regaló,

es quien nos habla y aviva la conciencia y el corazón.

Y noto su acción

percibo su bendición

su bendición no solo en mí sino en todo lo que abarca a mi alrededor.

Mañana también día importante, día para el país de elección,

día que para cuando abra las puertas, Él será nuestro protector,

guiará los pasos de cada elector

y abrirá las mentes para un mundo mejor.

Mañana es un día de liberación

porque se esfuman los miedos, las dudas y todo temor,

nos llega el tiempo de consuelo y a la vez del valor,

fortalece los huesos y hace que fluya la sangre con más ilusión

hace que llegue la sangre a cada rincón

desde el cerebro hasta el pie que ejecuta la acción.

Ponte en sus manos Testigo de Dios

ponte en sus manos para que conozcas y te recrees en Dios,

aprende, enseña y habla no sólo con Él sino también con el hombre de hoy.

¿Cómo hablar de Él si no has sentido ni vivido que te tocó?

¿Cómo hacer el bien si tus ojos no le vio?

¿Cómo proclamarte testigo si el mal en ti habita y también habitó?

Siento decirte que aún no has conocido a Dios,

no importa tu teoría ni la ropa que vistas de uno u otro color,

no importa que hayas dicho un sí no has mantenido ni mantienes

con Él relación,

no importa que lees o reces a lo largo del día o incluso por las noches si no le dejas tocar tu corazón.

No es fácil decirle a mi mente que pare y escuche su voz,

no es fácil, porque cuando escucho, todo evoca en mí,, momentos que uno y relaciona mi yo,

no es fácil escuchar simplemente su voz.

Pero es necesario acoger lo que acontece hoy,

es dejar que cale su gracia y notarás como pacifica tu interior,

y cambias tu NO por un SÍ, el cual supone una revolución,

y vuelves a ponerte en sus manos, mano que nunca nos dejó,

y ves su ternura en medio de la incomprensión,

y sientes su presencia en medio de gente que aún no le conoció,

en medio de personas que viven para su yo,

y es que aún sabiéndolo ya no te puedo decir que NO.

Porque soy tu Testigo y es el bien el camino que he decidido transmitir a mi alrededor

mejor dicho: Tú has decidido ese camino y yo soy tu colaborador,

colaborador gozoso con tal aliado.

¿Cómo no ser así, si es que estoy rodeada de infinito favor?

Si es que estoy colmada de tu bendición.

Mª Elena Hdez Glez