VOLVEMOS AL PRINCIPIO,PORQUE EN EL PRINCIPIO LA PALABRA ERA DIOS

VOLVEMOS AL PRINCIPIO PORQUE EN EL PRINCIPIO LA PALABRA ERA DIOS

      En el principio ya existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios.Estrella

¿Qué más podemos pedir en el día de hoy?

Terminamos un año en el cual cada segundo hemos estado acompañados,21-JESUS-FORMACION-images

acompañados de la Palabra, de su luz y de aquellos que han estado a nuestro lado orientándonos,

personas que han caminado junto a nosotros  y nos han escuchado,

hombres y mujeres que nos han tendido su mano,

y también a quienes nosotros hemos ayudado.

Es una noche de acción de gracias porque el ayer, ya es un pasado,

porque hoy podemos contarlo,

podemos contar cada una de las experiencias que nos han enseñado,

momentos que hemos estado en el suelo y momentos que nos hemos levantado,

momentos de viajes cortos y también de viajes largos,

momentos con luz y momentos en los que hemos ido tanteando,

momentos de sonrisas y momentos de tristeza por los que se han marchado,

instantes de encuentros marcados en el calendario

y momentos contradictorios can alguna que otra chispa por no vivir coherentemente lo que habíamos profesado.

Esta noche es momento para nuevamente sentir y vivir el amor del principio cuando no veíamos obstáculos,

cuando la fe todo nos lo ponía claro,

cuando decidimos dar a Dios en nosotros su lugar y su espacio,

cuando nuestro sí se convirtió en casa, en hogar y en su Sagrario,

cuando nuestros ojos miraron más allá de aquellos que estaban a nuestro lado,

cuando nuestros oídos escucharon sus voces, sus necesidades y de los niños y personas sus llantos,

cuando la alegría impulsó nuestras palabras, acciones y pasos.

Hoy, ahora es el momento de seguir preparándonos

porque nuestros sueños los ponemos en tus manos,

porque también ponemos las heridas abiertas para que las vayas cerrando,

ponemos también los momentos que tenemos cautivados,

momentos que no queremos soltarlos,

situaciones negativas que hemos ido grabando.

Hoy nos damos cuenta del daño que nos vamos ocasionando

por eso queremos volver al principio donde la libertad impulsaba nuestros actos.

Noche de acción de gracias donde cada uva es un mes del año,

donde cada uva es un presente y un futuro sostenida en el pasado,

donde cada uva es resumen y desarrollo de las gracias que hemos dado,

donde cada uva es el perdón convertido en un escalón que nos lleva hacia lo alto,

uva, fruto de la viña de nuestro sudor, del esfuerzo, de la esperanza y de la entrega del trabajo,

racimo sostenido por el Dios que siempre nos va educando.

En el principio de  nuestra historia su voz la proclamaron nuestros labios,

mensaje que hemos ido sembrando,

Evangelio con el cual el Espíritu nos ha ido moldeando.

Fin de año y a Ti, Señor levantamos nuestro ser y nuestras manos,

manos abiertas para que puedas leer lo que los otros han dejado,

han dejado el calor de un abrazo,

han dejado un gracias por haberlos ayudado,

han dejado una sonrisa porque los hemos levantado,

han dejado sus lágrimas porque los hemos consolado,

han dejado su gesto humilde cuando los hemos tapado.

Lee Señor nuestras manos

lee también aquello en las cuales a veces nos hemos negado

y pon en ellas la unción para que este nuevo año no hagamos lo mismo que te estamos presentando.

¡Qué suerte tenemos con tenerte a nuestro lado!.

¡Qué suerte conocerte y que en nosotros te hayas fijado!,

¡Qué gozo sentirte como Amigo y como Hermano!

¡Cómo Compañero, Maestro y Amado,

como Señor, Salvador y poderte tener en nuestros humildes brazos!

Sigue Tellista adelante, Hija de María por todos los costados,

sigue haciendo de tu ser mi hogar hoy, mañana y también todo el año,

sigue siendo luz nueva porque con todo y con todos te has reconciliado,

sigue siendo dócil al Espíritu para que el sueño de Dios todos lo vayan palpando.

Sueño que es la Misericordia hacia el que pongo en tus manos

porque gracia tras gracias te voy regalando,

y déjate llenar de la suavidad, ternura y paciencia del Dios de tu sagrario,

déjate llenar de la veracidad del amor que proclaman sus labios,

déjate inundar de la paz de María por tener a Jesús en sus brazos,

dejémonos querer para poder querer al que nos mira y nos súplica que le demos un abrazo.

Niño de Belén te entregamos nuestra vida, vasija de todos los tamaños,

vasijas que ponemos en María nuestra Madre, Maestra que nos vaya modelando,

vasijas puestas a los pies de San José custodio de nuestra entrega y de todo lo que nos vaya llenando.

Ponemos en este instante nuestra respiración y nuestros latidos en el Dios Trinitario,

latidos, utopías y oración de cada segundo, minuto, horas, días, meses y años.

Ponemos en Nazaret la pasión de quien está eternamente enamorado,

de quien vive continuamente escuchando,

de quien ha salido de sí y sólo piensa en hacer el bien al hermano.

Que así sea como Matilde y María Briz también lo han deseado.

Os deseamos un feliz fin y principio de Año

desde la docilidad y el abandono en el Espíritu Santo.

Tú y yo vasijas de barros.

Madrid 31 de Diciembre de 2015

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s