EL CONTEMPLATIVO DEL AMOR

EL CONTEMPLATIVO DEL AMOR

(JUAN EVANGELISTA)

jesus14TIENE SU RAÍZ EN LA MISIÓN-VISIÓN-CARISMA

         Todo encuentro con Dios lleva a la fascinación,

porque todo el ser está sediento de amor.

Lo sentimos cuando abrazamos a alguien desde el corazón,

cuando nuestros brazos se abren desprendemos el calor,

el calor de la confianza y de toda protección

por eso nuestra cabeza en su seno reposó.

Y tiene sentido la pregunta: ¿Dónde vives? y ¿dónde vas a estar hoy?

quedando grabada en nuestra mente la hora, el espacio y el rincón donde surgió.

La audacia y la ternura una gran combinación,

ternura echa presencia en la voz,

voz echa presencia en nuestro mundo interior.

¡Cuán sedienta estoy de Dios!

de un Dios que transmite a su mundo grandes dosis de humor,

grandes dosis de esperanza en medio de tanto dolor

en medio de una cruz que es plena revelación.

Cena, noche, tarde y Domingo de Resurrección,

primero en el amor cargado de un profundo respeto a quien Cristo eligió.

Deseo y respeto delante del sepulcro que a muchos descolocó,

fe viva y palabras echas presente que un día él escuchado,

encuentro y nueva invitación.

Invitación que cada día nos hace el mismo Dios,

invitación a una triple relación:

relación con la raíz santa donde la vida se gestó,

relación con la Iglesia fruto de su pasión,

relación como discípulo y testigo de la experiencia echa contemplación.

Invitación a la Red de la comunicación:

a la Madre que en su corazón todo lo guardó,

en la Maestra como transmisora y portadora de quien es la Salvación,

en la Confidente, consoladora de quien tiene o se le va a romper el corazón,

Confidente de esperanza de quien vio lo que escuchó,

de todo aquel y aquella que sufre tribulación,

de Aquella que tiene experiencia de la fuerza que tiene el amor, el que en su seno se durmió.

¡Cuánta experiencia de amor!

¡cuántos segundos, minutos, horas, días, meses y años estando con Él en aquel humilde rincón.

Llamados a estar con Él es nuestra primera y principal misión,

misión como raíz que gesta todo lo que puede llevar nuestra visión.

Si no hay experiencia no puede haber comunión,

si no hay chispa, deseo, búsqueda cualquier actividad con el tiempo ya murió,

es necesario el recuerdo que en un momento algo pasó,

porque en ese recuerdo hay llamas que los ojos no ven pero que no olvida el corazón,

es posible que vuelva a ver vida donde un día brotó

porque esa experiencia no es fruto de un maltrato sino de una gran fascinación.

En ella brotó la paz que el ser humano jamás imaginó,

en ella brotó una luz que la oscuridad disipó,

en ella quedó una huella que nunca el viento borró.

Hombres y mujeres buscadores de esperanza y de posible solución,

hombres y mujeres de un rinconcito de toda la creación,

hombres y mujeres que a veces nos creemos importantes por sostener la fe de quienes están a nuestro alrededor,

no somos importante por ello sino por llevarles al Amor.

Cuando ya caminan libres, cuando su necesidad de ti ya terminó

vivamos el gozo de quien cumple su misión.

Nadie puede convencer si palabra, vida, gesto y mirada no brillan como la estrella que a los Magos guió,

y si en algún momento pudiera haber alguna confusión

el tiempo y el Espíritu te colocarán donde el mismo Dios te soñó.

¡Qué gozo sentir la paz, el desconcierto, la aventura y la fascinación!,

¡qué gozo combinar inquietud, veracidad y admiración en medio del sufrimiento y del dolor!,

¡qué gozo que el mismo Dios Trinidad nos va haciendo contemplativos del Amor!.

El Dios que nos habita para escuchar su voz

para ser sus portadores y sus testigos en el mundo de hoy,

donde la misericordia se hace profecía, Evangelio y para muchos una alegre canción,

donde toda nuestra vida se vuelve oración,

donde nuestro abrazo se vuelve para nuestros destinatarios tu cariño, tu perdón y protección,

donde la ternura se hace Presencia, se hace tu voz

y su respuesta y nuestra respuesta es la de ser contemplativos del Amor,

contemplativos de quien nos llamó,

de Aquel que nos soñó,

de Aquel que con nosotros cuenta, contará y contó,

de Aquel que nos pone en las manos de su Madre como lo hizo con el virgen maria2Contemplativo del Amor,

como lo hizo Consigo mismo siempre y en cualquier tiempo, espacio y ocasión.

Bendito sea Dios Trinidad: Padre, Palabra y Espíritu de Vida interior,

Espíritu de Vida sanador y dador de comunión,

comunión entre Laicos y Religiosos y todos los hijos e hijas de Dios.

Bendito y alabado sea por siempre nuestro Padre Creador,

el Amor hecho Presencia, Palabra, Gesto y Voz.

Misión – Visión y Carisma siempre nuevo en un ayer, un mañana y el hoy.

Madrid 2 – 2 – 2015

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s